No dudes en contactarnos
EMAIL
Un hombre en Costa de Marfil.

Un hombre en Costa de Marfil.

Esta mañana en algún momento entre la cocina y el ordenador curioseando entre las noticias leo esto:
“Pensáis que de África nada bueno puede venir, sólo desastres. Y procuráis evitar cualquier cosa que debilite vuestro prejuicio”. Paula Meneses, antropóloga social, especialista en África.

Solo tres horas de paseo con Él a través de la jungla, a golpe de machete para poder andar bastaron para dar validez al viaje a Agboville en Costa de Marfil. Andaba sin bien bien tener a donde ir y nosotros le seguíamos, nuestra idea filmar jungla con una go pro y fotografiarla con la Leica. Los claros de luz los aprovechaba para parar, no sabemos bien bien para qué, al rato de nuevo oscuridad, ramas, troncos, árboles y vida. La sensación era de andar a veces de noche por el techo de ramas, a veces muy de día por el sol y los 42º. En Él no se veía ninguna alteración, ni perturbación o muestra de emoción alguna ante el lugar impresionante. En nosotros cualquier roce o ruido externo a nuestra respiración desencadenaba una emoción o daba pie a un movimiento brusco, a un salto, a una nueva manotada en la nuca intentando matar al insecto, en Él ninguna acción, impasible. A veces paraba, miraba al cielo y cerraba los ojos como si cargara pilas con la vitamina D del sol, como si su quietud dejara oír y elegir la ruta por donde seguir andando. Nosotros con ganas de ver animales más allá de los insectos que nos acribillan, Él ríe, dice que somos ruidosos y olemos diferente, difícil verlos, lo normal es que huyan, no que se acerquen.
Según me dijeron el paseo había durado tres horas , pero bien podían haber sido 5 o un día , …pocas veces pasa; la pérdida total de la noción del tiempo y de la orientación en el espacio, me recordaba a una primera inmersión con botella en el mar , en Madagascar, cuando no sabía si el fondo estaba arriba o abajo, ni el tiempo que pasé allí.
Al rato en Agboville tomando la cerveza del final del día, nos dice que le demos la go pro y que esta noche Él solo se adentrará en la jungla y nos filmará los animales.
A Él si se acercan. Silencioso e inodoro.
Una pena, no pudo ser, el planning marcado de antemano nos obligaba a seguir ruta.
Y así seguimos, sin evitar encuentros, afrontando cualquier cosa que debilite el prejuicio de que de África nada bueno puede venir.
Que error, infinidad de cosas.

©Ivo+Ana

Fotografía ©IvoRovira-AnaPonce

Related Stories

Leave a Comment

Leave A Comment Your email address will not be published

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.