No dudes en contactarnos
EMAIL
La vida en la palma de la mano

La vida en la palma de la mano

Están las tres sentadas, frente al fotógrafo, mostrando en el rostro una expresión de paz y serenidad. La base de madera y la esterilla que sirve de asiento es la típica que ves en un país del sudeste asiático, esto es Laos, las usan en todas las casas.
Los rasgos de sus rostros hacen indiscutible su pertenencia a una misma familia. Tres generaciones, tres mujeres, de una a otra unos 20 años de diferencia o algo más. El rostro de la mujer más mayor se ve cansado, probablemente sea agricultora y cultive arroz, el rostro de la niña aún no habla, es demasiado pronto, el tiempo dirá. La niña se incorpora sobre la cama en equilibrio, con la espalda y la cabeza rectas demostrando que ya no necesita de la ayuda de ninguna de las dos para sentirse firme, su madre y su abuela se dejan caer, descansan. No se miran ni apenas se tocan pero la ternura en la imagen refleja una relación muy estrecha.

Nos encontramos allí, frente a la imagen perfecta de las tres generaciones o de la vida en tres capítulos, refugiándonos de un diluvio que nos sorprende dando un paseo en moto. De repente, no nos parece pertenecer a un remoto lugar tan alejado de este, a un país extranjero, seguimos en silencio, pendientes de escuchar algo que no íbamos a entender, pero no sucedió, la comunicación se redujo a ofrecernos un vaso de agua que aceptamos.

Dicen que cada ser humano tiene su vida dibujada en la palma de la mano y una misión, y que una vez cumplida esta misión, te vas. Sentados allí viendo llover daban ganas de ver la palma de sus manos y compararlas con la nuestra y comprobar en que momento cambia o se acaba.
Nos fuimos de allí sin preguntar, sin ofrecer la palma de nuestra mano ni ver la suya, supongo que la línea de la abuela era el rostro de la hija y de la nieta y así sucesivamente, que la vida de su hija era la linea de su mano…

Desde entonces intentamos ver las palmas de las manos de infinidad de gente con la que nos cruzamos, a ver si así nos desvelan parte de sus vidas o de LA VIDA con mayúsculas.

©Ivo+Ana

Fotografía ©IvoRovira-AnaPonce

Related Stories

Leave a Comment

Leave A Comment Your email address will not be published