No dudes en contactarnos
EMAIL

Historias Cortas

Nkhila

Una casa blanca junto al primer árbol plantado por su padre, una palmera, antes de que decidiera plantar su primer cítrico en 1986.

Read More

Nkhila

Una casa blanca junto al primer árbol plantado por su padre, una palmera, antes de que decidiera plantar su primer cítrico en 1986. De ahí el primer nombre de estas 82 hectáreas, Nkhila (palmera pequeña en árabe).
Una tierra con vistas al río Sebou que fluye desde los picos nevados del Atlas.
Una tribu indígena que para protegerse de las inundaciones del río, se asentó allí entre el Siglo XI y el XVIII.
Unos habitantes, de los cuales todavía se encuentran algunas tumbas y piezas de cerámica, que crearon, sin saberlo, 10 hectáreas de un suelo rico en materia orgánica debido a su larga vida como pastores.
Unos nuevos pobladores, los que ahora la habitan y trabajan, que han entendido que es contraproducente traer más elementos minerales a un suelo que ya tiene suficiente.
Un lenguaje, un testimonio no escrito, el lenguaje de la tierra, que ha enseñado a los nuevos habitantes a comprender las claves de la verdadera filosofía bio.

Una maravillosa herencia. La tierra como patrimonio. La sabiduría de antepasados como legado.

Fotografía ©IvoRovira-AnaPonce

Related Stories

Leave a Comment

Leave A Comment Your email address will not be published