No dudes en contactarnos
EMAIL

¿Cuánto pesa una polaroid?

Y justo hoy, cuando la mercadotecnia del capitalismo habla de amor, yo, subida a una silla frente a la librería del pasillo, buscando entre los pocos libros que tenemos aquí, ya que los nuestros, los de siempre, están diseminados entre diferentes casas de la familia, pisos no alquilados sin una mudanza a la espera, aquí, en Barcelona solo unos cuantos, los nuevos comprados, los que deja la gente… y bueno, buscando uno para dejarle a mi madre cae esta polaroid.
La bondad del peso de lo analógico, algo así dijo alguien hace poco. Lo digital no pesa, no huele, no opone resistencia, pasas un dedo y ya está…
Y aquí la polaroid añadiendo carga a ese peso analógico por la originalidad de la obra única, la emoción de la espera, el cartucho de 10 cargas, la no memoria ram, la muerte al GB.

Estaba oculta en el inicio del capítulo Levantarse de un salto en medio de la oscuridad, del libro Ébano de Ryszard Kapuściński.
Atea frente a los santos y escéptica frente a celebraciones inventadas me encantan las fotos que hablan de momentos íntimos. Ivo+Ana o Ana+Ivo en un hotel de París hace 4 años.

©Ivo+Ana


Fotografía ©IvoRovira-AnaPonce

Related Stories

Leave a Comment

Leave A Comment Your email address will not be published

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.