No dudes en contactarnos
EMAIL

Camboya y España

Cuanto más profunda, más grande o más sucia sea una herida, mayor será el cuidado que requiera. No basta con cerrar la herida esperando que no se extienda la infección.

Cráneos y huesos apilados, vistos así, agrupados y sin nombre, podrían ser cráneos de mis abuelos o de amigos de mis abuelos. Retratos en blanco y negro que, vistos así, también podrían ser fotografías de mis abuelos o amigos de mis abuelos. Pero no, no pertenecen a mi país. Nos encontramos en un Museo dedicado al horror del régimen de los Jemeres Rojos. Esto es Toul Sleng, Centro de detenciones S-21 de los Khmer Rojos, en Phnom Penh, Camboya, convertido hoy en Museo. En España no existe un Museo así, ningún Museo recuerda a las víctimas ni conserva los restos de la Guerra Civil ni de la dictadura de Franco.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Camboya es el país con más desaparecidos y más fosas comunes del mundo. El siguiente es el Estado Español.
En España hombres y mujeres permanecen en fosas comunes, algunas con más de mil cuerpos dentro, sin haber sido identificados ni enterrados dignamente por sus familias.
A su vez, el Estado mantiene calles y monumentos enalteciendo a responsables de la represión de la dictadura, y renueva títulos nobiliarios concedidos por el dictador a criminales de guerra.

Ayer, 12 de marzo de 2018, la Iglesia evitó su cita con la Democracia y dio plantón al Estado Español.
El prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, por su condición de «religioso» no acudió a la cita con la Cámara Alta del Senado para responder sobre su negativa a autorizar el acceso a la capilla para los trabajos de exhumación de dos víctimas del franquismo fusiladas extrajudicialmente, los hermanos Antonio y Manuel Lapeña Altabás, reclamadas por sus familiares y aprobadas por un juez.

Hoy, España sigue teniendo una herida grande, profunda y abierta, de hecho con la ayuda del clero y el partido político de turno en el poder desde la muerte de Franco hasta la fecha, esa herida se mantiene sucia y contaminada.

©Ivo+Ana

Fotografía ©IvoRovira-AnaPonce

Related Stories

Leave a Comment

Leave A Comment Your email address will not be published

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.