No dudes en contactarnos
EMAIL

18 tazas colgadas en 18 clavos.

Según La Real Academia de la Lengua; Una cocina es una pieza o sitio de la casa en el cual se guisa la comida.
La marca de cocinas Bulthaup dice; La perfección surge de la artesanía. La funcionalidad crea calidad de vida. Solo lo realmente necesario e indispensable es lo que perdura. Bulthaup empieza allí donde las máquinas no pueden llegar. Nuestras cocinas deben funcionar para poder optimizar las tareas y el espacio para la creatividad y la comunicación.

La cocina de los Flores en Nicaragua era territorio femenino. Allí no llegaron las máquinas pero tampoco Bulthaup, el fuego estaba encendido las 24 horas del día. Andrea del Rosario, la madre de la familia Flores corroboraría con ellos que es un lugar de comunicación, platicar y platicar entre frijoles y maíz, maíz y frijoles.
La carencia de suelo nos hacía pensar que sería un lugar algo más sucio de lo que en realidad era. Nunca la misma tierra estuvo tan limpia. Allí se barría la tierra dos veces al día.
No era casualidad que las paredes de madera tuvieran rendijas, el aire ventilaba la estancia, dejaba pasar la luz pero no el sol abrasador del trópico, no había ventanas pero si rendijas.
18 tazas colgadas en 18 clavos. 5 ramas de banano.
6 días viviendo con ellos bastaron para averiguar que el reciclaje era un término intrínseco en esa cocina, como el suelo, las tazas o la carencia de un grifo. No se generaba basura, no había nada que tirar, solo algo de basura orgánica que acababa en el estómago del chancho, la gallina , el perro o el gato.
Nunca términos como; cocina de proximidad, trazabilidad, reciclaje, productos raw y minimalismo, se definieron tan bien sin saberlo.
Cacao Barry vuelve a darnos la oportunidad de entrar en otros mundos.


Fotografía ©IvoRovira-AnaPonce

Related Stories

Leave a Comment

Leave A Comment Your email address will not be published

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.